Tortugas Marinas en Cabo Verde

Las tortugas marinas han estado vagando por la Tierra hace más de 150 millones de años. Durante este tiempo, siete especies diferentes evolucionaron por separado y se convirtieron en lo que hoy conocemos como tortugas marinas. Han desempeñado, y siguen desempeñando, un papel importante en nuestros océanos, manteniendo diferentes ecosistemas marinos sanos y en equilibrio. Sin embargo, durante los últimos 100 años las tortugas marinas se enfrentan a diferentes amenazas antropogénicas que ponen en peligro su supervivencia. La Lista Roja de Especies Amenazadas de la UICN (Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza) incluye 6 de las 7 especies de tortugas marinas. Se desconoce el estado de las otras especies, la tortuga Plana.

En Cabo Verde se han observado cinco especies diferentes de tortugas marinas: Baula o Laúd, Boba, Carey, Verde y Olivace. De ellos, la tortuga boba es la única especie que anida regularmente. El archipiélago soporta una de las mayores agregaciones de anidación de la tortuga boba, y la única zona de anidación importante para tortugas bobas a lo largo de toda la costa del Atlántico oriental. Este hecho es más impresionante dada la amplia distribución de esta especie en todo el mundo.

An average adult Loggerhead turtle in Cabo Verde:

Aunque en 2015 el estatus global de la tortuga boba pasó de estar en peligro de extinción a ser vulnerable, la subpoblación del Atlántico Nordeste (Cabo Verde) seguía en peligro de extinción. El Grupo de Especialistas en Tortugas Marinas de la UICN enumeró en 2011 esta subpoblación como una de las once poblaciones de tortugas marinas más amenazadas del mundo. Dada la alta filopatría de las tortugas marinas hembras (fidelidad a su lugar de reproducción) y la dispersión extremadamente lenta a diferentes sitios de anidación, Cabo Verde es esencial para la reproducción de tortugas bobas.

En Cabo Verde el consumo de carne de tortuga marina es una tradición, al igual que el consumo de huevos en algunas islas y la caza de machos como afrodisíacos. En 1987 se prohibió la caza de tortugas marinas durante la temporada de anidación en Cabo Verde; en 2002 se prohibió durante todo el año; y en 2005 se prohibió explícitamente por ley la posesión, caza, consumo y explotación de tortugas marinas y sus huevos. En 1987 se prohibió la caza de tortugas marinas durante la temporada de anidación en Cabo Verde; en 2002 se prohibió durante todo el año; y en 2005 se prohibió explícitamente por ley la posesión, caza, consumo y explotación de tortugas marinas y sus huevos. En 2018 se espera que el Gobierno, con el apoyo de todos los grupos políticos, apruebe una nueva ley que penalice todas estas actividades ilegales y establezca las bases para la conservación de las tortugas marinas en Cabo Verde.  Aunque el gobierno de Cabo Verde ya haya implementado algunas regulaciones, la matanza de hembras que llegan a tierra para poner sus huevos sigue siendo un problema visto en todo el país.

La vida de las Tortugas Marinas

Las tortugas marinas tienen un ciclo de vida largo y complicado. Llegan a un estado de madurez después de 15 25 años, y cuando lo hagan, sólo se reproducen cada 2-3 años hasta que tengan 45-50 años. Las primeras etapas son muy vulnerables. Los huevos se ponen bajo la arena y están expuestos a muchas amenazas naturales y antropogénicas. No hay atención materna, lo cual significa que las tortugas recién nacidas comenzarán su viaje de vida solas. Las crías y las tortugas juveniles se enfrentarán a la depredación y otras amenazas, e incluso las tortugas adultas lucharán contra la caza furtiva y la contaminación marina. Al final, sólo 1 de cada 1.000 crías se convertirá en adultos.

 

Probablemente, una de las cosas más sorprendentes sobre las tortugas marinas es su capacidad para encontrar su camino de regreso después de pasar 20 años alrededor del océano. Se ha aceptado que pueden seguir los campos magnéticos de la tierra para encontrar el mismo lugar donde nacieron, aunque otros mecanismos también pueden ayudar. También pueden trasladarse a nuevos lugares cercanos, en busca de lugares tranquilos con buenas condiciones de anidación.

 

Las tortugas marinas no tienen cromosomas sexuales como los mamíferos. En cambio, su sexo está determinado por la temperatura de incubación de los huevos, algo llamado TDS (Sexo Determinado por la Temperatura). Los nidos que fueron incubados a temperaturas más bajas suelen resultar en machos, mientras que las temperaturas más cálidas aumentarán el número de hembras. Aunque la temperatura ideal podría variar dentro de diferentes poblaciones, se acordó que 29ºC marcaría la temperatura de incubación equilibrada.

La importancia de las Tortugas Marinas

Las tortugas marinas se encuentran en la cima de la cadena alimentaria de la mayoría de los ecosistemas marinos. Como toda megafauna, ayudan a mantener los océanos en condiciones saludables e intervienen en diferentes etapas de la cadena alimentaria. La desaparición de las tortugas marinas y otras especies clave de nuestros océanos, alteraría el equilibrio de los ecosistemas marinos y, por último, tendría un enorme impacto social y económico para los seres humanos.

 

Navegue por este diagrama de un ecosistema marino para aprender más sobre la importancia ecológica de las tortugas marinas:

Por lo tanto, las tortugas marinas son muy importantes para los diferentes ecosistemas y muchas otras especies dependen de ellas. Otro aspecto importante de las tortugas marinas es que pueden ayudar a prevenir algunos impactos del cambio climático en las comunidades costeras. Tener sistemas de dunas fuertes y saludables y arrecifes de coral evitará que las zonas costeras se inunden debido al aumento del nivel del mar y debido a un aumento de fenómenos meteorológicos extremos como huracanes.

 

Si pensamos desde una perspectiva más amplia veremos que todas las funciones que desempeñan las tortugas marinas en el ecosistema marino tienen algún beneficio directo o indirecto para los seres humanos. Pero también tienen un importante impacto socioeconómico en las comunidades costeras donde anidan. A través del ecoturismo, la conservación y la investigación, cientos de ciudadanos de Cabo Verde son empleados cada año. En 2016, la red para la conservación de tortugas marinas de Cabo Verde, TAOLA, liderada por el director del Proyecto Biodiversidad, preparó un estudio sobre el impacto socioeconómico de las tortugas marinas en Cabo Verde. En 2016 se generaron casi 900.000€ a través de la observación de tortugas y el empleo de personal de todas las ONG que trabajan en el campo en Cabo Verde. En la actualidad se espera que este número haya aumentado considerablemente.

6  de 7 especies de tortugas marinas están en peligro de extinción. Pero, ¿quién las está amenazando? Lamentablemente, los seres humanos son responsables del 99% de la extinción de especies en el mundo. Estudios recientes han demostrado que la actual tasa de extinción es entre 1.000 y 10.000 veces superior a la tasa normal de extinción. Mientras que antes sólo 0,1 especies de cada millón se extinguían cada año, ahora este número es de al menos 100 en cada millón de especies.

 

Con las tortugas marinas sucede lo mismo. Las amenazas impulsadas por el hombre, o amenazas antropogénicas, son las principales causas de la disminución de sus poblaciones. En Cabo Verde, así como en muchos otros lugares del mundo donde anidan las tortugas, podemos enumerar esas amenazas como sigue:

Cambio Climático

Degradación del Hábitat y Perturbación de los Nidos

Contaminación Lumínica

Caza Furtiva

Depredación de Perros

Contaminación Marina

Pérdida de Hábitat

Captura incidental y Redes de Pesca Fantasma

Bajo construcción...